Hace tres días que me golpea una fiebre violenta, con una azotadora tos, recorriendo desde mi cuerpo al mi pecho hasta desgarrar mi garganta. Pero, aún, entre sueños y desvaríos que parecen sueños, te pienso… ese bendito destello que hace la brecha necesaria entre el dolor de mis sienes. Apenas me alcanza la fuerza para escribirte, mientras la fiebre avanza ferozmente, sin embargo, mi pluma batalla entre mis manos sudadas junto con mi alma.

Aveces, eres un destello casi palpable, casi audible, casi sentido. Una luz suave y reparadora impregnada de imágenes vívidas… tan reales. Me arraigo con todo mi espíritu a mis párpados cerrados. No sé en qué lado estoy, pero siento que pertenezco al lado en el que estés ¿Acaso te quedarás conmigo en la dulce y real onírica que me rescata de esta dolorosa prisión corpórea?

Mis pupilas hirvientes se calmaron y volvieron a sentir un fresco recuerdo de tus besos. Entonces, recordé que todo… todo solo eran recuerdos ¿Dónde están tus besos? Debo encontrarlos, no sé en qué lado estoy, pero siento que pertenezco al lado en el que están tus besos. Antes que este manto febril cubra mi conciencia y mi pluma se desmaye junto con mi lucidez, quiero enviarte estas palabras que están impregnadas de toda mis fuerzas por continuar. Por continuar hacia el día en que me encuentre de vuelta con tus besos.

#ArisWriter #BookLovers #Escribir #Amarloqueunohace #Autora #Escritor